CAMPAMENTO DE SEMANA SANTA

COLONIA Y MANADA

Era un jueves 13 de abril, cuando 11 lobatos y 3 castores nos embarcamos en el autobús del grupo para dirigirnos a pasar unos magníficos días todos juntos en el campamento de Semana Santa, al lado de Kapi y Akela.

En el autobús todo eran grandes sonrisas y caras de felicidad de imaginar todo lo que íbamos a realizar. El jueves comenzamos con una gymkhana del libro de la Selva para conocer la ambientación que nos une, y después pusimos las normas a cumplir durante el campamento. Para acabar el día, debatimos sobre la peli de Rio, y la importancia de que los animales estén cada uno en su hábitat.  Luego jugamos a rescatar a Blu y Perla de los cazadores furtivos, que por cierto ganaron los lobatos a los viejos lobos jaja 🙈Al día siguiente, nos tocaba ir de marcha por los alrededores de Torrellas, así que tras darnos cremita nos fuimos por la ruta marcada y acabamos en una gran cueva, subiendo hasta 333 escalones de un castillo en los Fayos, vimos bonitos pasajes y hasta caminamos mucho más que escultas y rovers. Al llegar al albergue una ducha y a seguir con nuestras actividades. Por la tarde creamos nuestros propios pájaros de cartón, nos quedaron estupendos.

El sábado, debatimos todos juntos sobre nuestros comportamientos y la progresión de cada unos de los lobatos, para así ir poco a poco mejorando. De hecho muchos lobatos y castores superaron etapas. Por la noche todos demostramos nuestras habilidades artísticas en la velada, en la que nos reímos mucho. Y ya tocaba ir a descansar, esto llegaba a su fin.
Al día siguiente tras recoger y limpiar el albergue entre todos, todas las secciones celebramos la ceremonia de promesas, un acto que nos une como scouts y como grupo.
Han sido 4 días estupendos, pasando grandes momentos los 14 chavales junto con los 2 viejos lobos y la verdad es que el tiempo se pasó volando de lo bien que nos lo pasamos. 😁

 

 

SCOUTS

El campamento ha sido el broche final a un gran trimestre. El buen tiempo nos daba la bienvenida nada más llegar a Torrellas y nos acompañó todos los días. Gracias a ello pudimos tener actividades geniales, como una gymkhana de agua ¡preparada por nuestras troperas Carla y Aitana! Refrescarse mientras nos echamos unas risas siempre es un buen plan. Más troperos han ido adquiriendo responsabilidades preparando otras actividades y juegos divertidísimos; cada día se animan más a preparar sus propias actividades. También hicimos una marcha por la zona… ¡qué paisajes! Sin duda una gran experiencia. La película “Río” y la concienciación contra el cambio climático fueron nuestra temática, y por eso fabricamos nuestro guacamayo azul “Blue” y realizamos un cinefórum sobre el tema. Juegos, risas y mucho escultismo fueron los ingredientes principales para cuatro días perfectos. Y como no podía ser de otra manera progresamos dentro de la tropa y se realizaron nada menos que ¡seis promesas scouts! Estamos orgullosos de vosotros chicos.

CLAN

Los Rovers nos hemos centrado en idear y redactar nuestro proyecto personal, aparte de realizar otras útiles y divertidas tareas.
Cabe destacar que en este campamento ninguna de nuestras scouters de rama han podido asistir, por lo que hemos tenido que organizar y realizar las actividades por nosotros solos. Esto nos ha parecido una experiencia formidable, ya que hemos podido demostrar que somos responsables y dignos de confianza.
El primer día nuestro compañero Alex nos dio una clase básica de primeros auxilios, en la que aprendimos a reaccionar en caso de emergencia y a realizar vendajes.
El segundo día hicimos una marcha con la rama de escultas, en la que visitamos la presa y la cueva situada en el pueblo de al lado, Los Fayos. Tras comer en un merendero del propio pueblo volvimos y pasamos lo que quedaba de tarde jugando a varios juegos de mesa.
Al día siguiente hicimos un taller de rosas de papel, hechas con hojas de un libro viejo. Quedaron sorprendentemente bien para lo poco diestros que somos en este tipo de manualidades, por lo que estamos bastante orgullosos de nuestro trabajo. Ese mismo día por la tarde preparamos un pequeño teatro para la velada, junto con los scouters. Representamos un zoo de Brasil especializado en animales en peligro de extinción, los rovers éramos los cuidadores y los scouters eran los animales. Fue muy curioso y a todos nos resultó muy divertido.
El último día solo quedó tiempo para hacer las promesas y las progresiones, de las cuales no hubo ninguna en nuestra rama, y recoger para volver otra vez a Soria.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.